Las primeras semanas de la experiencia de un nuevo usuario de lentes de contacto son cruciales. No solo sus ojos deben adaptarse a los nuevos lentes, que usted invirtió tiempo y esfuerzo en adaptar, sino que también deben adaptarse ellos mismos a la rutina de colocarse, quitarse, limpiar y cuidar sus lentes.

Probablemente oiga a muchos pacientes decir que la incomodidad es el principal motivo para dejar de usar lentes de contacto. Muchas fuentes de incomodidad tienen su origen en la manipulación o la limpieza incorrecta de los lentes o bien en el incumplimiento de las recomendaciones relativas al programa de uso.

Por eso, hemos incluido en nuestro sitio web para pacientes recursos para ayudar a los pacientes a adaptarse a sus lentes y adoptar una rutina de cuidado saludable y consistente. Dirija a sus pacientes a la página Ayuda para nuevos usuarios de lentes de contacto, donde encontrarán consejos claros y fáciles de seguir para colocarse los lentes por primera vez e información sobre como limpiarlos y cuidarlos adecuadamente, así como cosas a las que prestar atención durante los primeros días de uso. Además, hay guías paso a paso y videos ilustrados.

También puede descargar y distribuir este recordatorio para visitar la página Ayuda para nuevos usuarios de lentes de contacto cada vez que escribe una nueva prescripción de lentes de contacto. Los pacientes pueden colocarlo en el espejo del baño o en la nevera para adoptar esta rutina de cuidado tan importante. Este recurso es parte de nuestro compromiso con ayudarlo a brindar a sus pacientes la mejor atención posible.