Ver manchas o cuerpos flotantes en los ojos por primera vez puede ser desconcertante e incluso un poco alarmante.

¿Cómo podemos saber si debemos preocuparnos? ¡Hablemos de ello!

Aunque la mayoría de los cuerpos flotantes son normales, algunos pueden indicar otros problemas subyacentes que debemos consultar al especialista.

A continuación describimos algunas cosas que debe saber sobre los cuerpos flotantes y cómo responder ante ellas.

¿Qué son los cuerpos flotantes y qué hacen en mis ojos?

Los cuerpos flotantes del ojo aparecen como pequeñas irregularidades que vagan lentamente por nuestro campo de visión. Normalmente, los cuerpos flotantes se perciben como:

  • Pequeños puntos o motas de oscuridad,
  • hilos o cuerdecitas, o
  • fragmentos de telarañas.

Los cuerpos flotantes del ojo no son ilusiones ópticas. Son pequeñas partículas de suciedad que flotan en el humor vítreo: el relleno gelatinoso del globo ocular que ayuda a mantener su forma. A veces, cuando estos cuerpos flotantes se mueven, proyectan sombras en la retina. Y eso es lo que vemos.

¿Cuál es la causa de los cuerpos flotantes?

La mayoría de las veces, los cambios que se producen por el envejecimiento del humor vítreo son la causa de que aparezcan estos cuerpos flotantes. A medida que los ojos envejecen, el humor vítreo gelatinoso se deteriora: se vuelve más líquido, empieza a desprenderse del interior del globo ocular y parte del gel que era antes se convierte en grumos. Las sombras de estos trozos fibrosos es lo que vemos.

Los cuerpos flotantes también pueden aparecer cuando el vítreo se separa de la superficie de la retina. La estimulación de la retina durante este proceso puede crear destellos en el ojo. Cuando el vítreo se separa de la cabeza del nervio óptico es posible que, temporalmente, aparezca un cuerpo flotante en forma de anillo.

En algunas ocasiones, esta separación puede desprender un trozo de retina al producirse. Este desprendimiento de la retina provoca la entrada de sangre en el vítreo, lo cual se presenta como una dispersión de pequeños puntos y requiere la atención inmediata de un especialista.

Las hemorragias y las inflamaciones del ojo, debidas a desgarros de retina, problemas en los vasos sanguíneos u otras lesiones, suelen causar la aparición de cuerpos flotantes. Los cuerpos flotantes también pueden ser pequeñas partículas de proteínas y de otros materiales que quedaron atrapadas en el ojo cuando se estaba formando antes de nacer.

Cuándo consultar al especialista

Los cuerpos flotantes y los destellos del ojo generalmente son una cuestión urgente para el especialista, sobre todo si aparecen repentinamente. A menudo indican un desprendimiento de retina, que puede causar ceguera.

Durante el exámenes de rutina, siempre debe mencionar a su especialista cualquier cambio o problema que haya experimentado en la visión, ya sea por cuerpos flotantes o por cualquier otra cosa. Algunas veces, los cuerpos flotantes solo son visibles durante las revisiones oculares, sobre todo si están cerca de la retina.

Tratamiento de los cuerpos flotantes

La mayoría de los cuerpos flotantes no requieren tratamiento. Aunque aprender a convivir con ellos lleva su tiempo y algunas frustraciones, muchas personas consiguen ignorarlos con el tiempo.

Si los cuerpos flotantes son demasiado grandes o tan numerosos hasta el punto de perjudicar la visión, el especialista puede recomendar tratamiento quirúrgico o con láser para eliminarlos.

Tratamiento con láser de los cuerpos flotantes

En el tratamiento con láser, el médico aplica un láser en la suciedad del vítreo para descomponerla en trozos más pequeños que sean menos visibles.

El tratamiento con láser de los cuerpos flotantes es todavía experimental y su uso no está todavía muy extendido. Aunque algunas personas experimentan una mejoría tras el tratamiento con láser, otras apenas notan la diferencia y el láser puede dañar la retina si no se orienta correctamente.

Cirugía de los cuerpos flotantes

La vitrectomía es una cirugía en la que el oftalmólogo extrae el vítreo del ojo a través de una pequeña incisión y lo sustituye por una solución que mantiene la forma del ojo. El cuerpo genera de forma natural nuevo humor vítreo que va reemplazando gradualmente esta solución. La vitrectomía no siempre consigue eliminar los cuerpos flotantes por completo. Puede que aparezcan nuevos cuerpos flotantes después, sobre todo si durante la propia cirugía se producen hemorragias o desgarros retinianos.

Aunque la mayoría de los cuerpos flotantes son inocuos, la aparición repentina de cuerpos flotantes y destellos puede ser un signo de advertencia urgente por parte de nuestros ojos. Consulte a su especialista cuando observe cualquier cambio repentino en los ojos. Los exámenes oculares de rutina también son importantes para que el médico pueda permanecer al tanto de cualquier cambio y detectar cuerpos flotantes y otras anomalías en sus ojos.

Nada de lo publicado en este artículo constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la medicina. Si tiene preguntas específicas, consulte a su profesional de la visión.
Categorías: Problemas oculares
Más Artículos

Explore Nuestros Productos