• Cómo colocarse los lentes de contacto

Antes de colocarse los lentes de contacto por primera vez, recuerde lo siguiente:

  • Siempre lleve sus gafas consigo. Es posible que, ocasionalmente, sus ojos necesiten descansar de los lentes de contacto. Cuando eso ocurra, es útil tener sus gafas a mano.
  • Aprovisiónese de solución para lentes de contacto. No es buena idea esperar hasta último momento para comprar solución para los lentes. ¡Y recuerde nunca usar agua para limpiar los lentes! El agua puede contaminar los lentes y dañar sus ojos.
  • Siempre lávese las manos con jabón neutro y séquelas bien antes de manipular los lentes. Esto hará que los lentes sean más fáciles de manipular y evitará que tengan manchas o se contaminen con gérmenes. Utilice un jabón que diga “sin aceite”.
  • No ignore las molestias. Si los lentes le causan dolor, esto podría indicar que hay una partícula de polvo en el lente u otro problema. Si esto ocurre, quítese el lente, límpielo, desinféctelo y verifique que no tenga rasguños ni rasgaduras antes de colocárselo nuevamente. 5 pasos para colocarse los lentes

5 pasos para colocarse los lentes  

Paso 1: Siempre recuerde lavarse las manos antes de comenzar.

Paso 1:
Siempre recuerde lavarse las manos antes de comenzar.
Lavarse las manos con un jabón sin aceite puede evitar que entren gérmenes a los lentes y también evitará que se ensucien o engrasen.

Paso 2:  Comience siempre por el mismo ojo.

Paso 2:
Comience siempre por el mismo ojo.
Al igual que ocurre con las gafas, los lentes de contacto izquierda y derecha son distintos para ofrecerle la mejor corrección posible de la vista en cada ojo. Comience siempre por el mismo lente de contacto para no intercambiarlas por error. Consejo: Si es diestro, comience con el lente derecho. Si es zurdo, comience con el izquierdo.

Paso 3: Tome el lente con cuidado.

Paso 3:
Tome el lente con cuidado.
Coloque el lente en el extremo de su dedo y sosténgala contra la luz para poder verla con claridad. ¿Está curvada hacia arriba como un bol? ¡Entonces ya casi lo tiene! Verifique que el lente no tenga rasgaduras ni rasguños, límpielo y desinféctelo con solución para lentes y estará listo para colocárselo.

Paso 4:  Inserte el lente.

Paso 4:
Inserte el lente.
Use la mano libre para sostener su párpado superior. Use el dedo mayor de la mano que sostiene el lente para bajar su párpado inferior. Con el lente en la punta del dedo índice, colóquelo en el ojo. Una vez que la haya colocado, mire de un lado a otro para ubicar el lente sobre la parte coloreada del ojo. Asegúrese de que el lente esté bien asentado en el ojo para que no se salga.

Paso 5:  Parpadee y listo.

Paso 5:
Parpadee y listo.
Parpadee naturalmente y mire al espejo. Si todo se ve y se siente bien, ¡disfrute de su visión clara y sin gafas y continúe con su día!

Al comienzo, colocarse lentes de contacto no es algo natural. Si tiene dificultades, recuerde estos consejos:

  • Los lentes de contacto pueden ser pegajosos.  Si la punta de su dedo está húmeda, es posible que el lente se adhiera al dedo en lugar del ojo. Intente secarse el dedo con la muñeca para que el lente se suelte fácilmente. Por otro lado, si su ojo está seco, es posible que el lente no se adhiera a él. Coloque 1 o 2 gotas humectantes en el ojo e intente insertar el lente nuevamente.
  • Mantenga ambos ojos abiertos mientras se coloca los lentes.  Quizás se sienta tentado a cerrar un ojo para concentrarse en lo que hace, pero los ojos funcionan juntos. Cerrar un ojo hace que el otro se entrecierre y deja menos espacio para introducir el lente.
  • Preste atención a lo que sus ojos le dicen.  La incomodidad puede ser un indicio de que el lente no está bien colocado, que hay una partícula de polvo en el lente o que el ojo no obtiene la cantidad de oxígeno que necesita. Si siente incomodidad, quítese el lente, verifique que no tenga rasgaduras ni rasguños, límpielo, desinféctelo y colóqueselo nuevamente. Si la molestia persiste, deje de usar los lentes y hable con su profesional del cuidado de la visión.