Cuando muchos de los profesionales de la vista más experimentados de la actualidad oyeron hablar por primera vez de los lentes multifocales blandos, los protocolos de adaptación eran complicados y se requerían múltiples correcciones de potencia e incontables visitas de seguimiento.

Gracias a las nuevas tecnologías de fabricación y los nuevos diseños, la mayoría de los lentes multifocales blandos de última generación solo requieren un equivalente esférico y una potencia de adición para comenzar.

Sin embargo, para tener más éxito al adaptar estas lentes, la Dra. Roxanna Potter, la Dra. Shalu Pal y la Dra. Mary Jo Stiegemeier, instructoras del programa de Educación sobre Lentes Tóricos y Présbitas Blandos (STAPLE) para estudiantes de optometría, han desarrollado algunos principios orientadores:1

Seleccione los pacientes adecuados

Los usuarios potenciales que tienen mayores probabilidades de tener buenos resultados con la adaptación de lentes de contacto multifocales blandos son los siguientes:

  • Los candidatos con experiencia previa con lentes de contacto
  • Los candidatos altamente motivados, tales como los présbitas tempranos, las personas que hacen muchas cosas al mismo tiempo y los pacientes frustrados con los anteojos progresivos o los anteojos de lectura.
  • Los pacientes con miopía o hipermetropía moderada a grave frente a los pacientes con emmetropía

Una vez que se sienta listo para probar los lentes tóricos multifocales, puede comenzar a adaptar pacientes con astigmatismo >1,00 D.

En general, cuanto mayor sea la potencia de adición, más difícil es para el paciente adaptarse a los lentes de contacto. Naturalmente, lo mismo vale para la adaptación de los anteojos progresivos.

Controle las expectativas del paciente

Antes de prescribir lentes multifocales blandos por primera vez a un paciente, es importante discutir el proceso de adaptación. No olvide explicar que:

  • generalmente se requieren 2 o 3 visitar para adaptar correctamente estas lentes (esto es para garantizar que el paciente obtenga la mejor corrección posible de la vista);
  • los pacientes generalmente tardan varias semanas en adaptarse a las nuevas lentes (¡los pacientes deben tener paciencia!);
  • uno de los objetivos de estos lentes es proporcionar una visión adecuada para el 80 % de las tareas cotidianas del paciente (esta es una cifra conservadora, pero prometer menos hace que el éxito se perciba de manera más intensa);
  • para muchos usuarios, los lentes de contacto por sí solos no satisfacen todas las necesidades visuales, y ocasionalmente pueden requerir anteojos de lectura.

Asegúrese de que cada paciente entienda sus honorarios de adaptación y sus políticas de reembolso y cancelación antes de comenzar el proceso.

Optimice la refracción

Una refracción precisa es la base de la adaptación. Agregue toda la potencia positiva posible para la vista lejana y la mínima potencia positiva posible para la vista cercana para evitar el sobreajuste con una refracción con demasiada potencia negativa.

A la hora de seleccionar lentes multifocales blandos para un paciente, primero calcule su equivalente esférico. Coloque esta prescripción en un marco de prueba y agregue tanta potencia positiva como sea posible.

Determine la dominancia ocular

Evaluar la dominancia sensorial en lugar de la dominancia visual es la forma más efectiva de lograr una adaptación exitosa de los lentes multifocales blandos. Coloque un lente de mano +1,50 D o +2,00 D alternativamente sobre cada ojo (con la mejor corrección posible) e identifique qué posición nubla menos la vista con ambos ojos abiertos. Esto puede ayudar a decidir si se requieren potencias positiva o de adición mayores en el ojo no dominante para mejorar la vista cercana sin afectar la vista lejana.

Evalúe en condiciones de uso reales

Con iluminación adecuada, pruebe la visión del paciente con un teléfono móvil o una revista en lugar de una gráfica optométrica. Compruebe únicamente las agudezas OU a distancia y desde cerca luego de darle al paciente unos minutos para adaptarse. Hágales saber a los pacientes que podrían notar algo de visión doble o la visión un poco borrosa durante algunas semanas.

Acepte la necesidad ocasional de un "plan B"

Algunos pacientes simplemente no pueden o no quieren dedicar el tiempo necesario para adaptarse a los lentes de contacto multifocales. Si, luego de preguntar a un paciente sobre su experiencia, decide que no tendrá éxito con los lentes multifocales blandos, discuta con él posibles alternativas. Además, asegúrele que la tecnología sigue avanzando y que lo mantendrá al tanto de las nuevas posibilidades que se presenten.

Si el paciente sabe que usted se preocupa por sus necesidades, estará más tranquilo y será un paciente más leal.

1. Potter R, Pal S, Stiegemeier MJ. Avoiding the soft multifocal failure. Contact Lens Spectrum. 2016;31:22-25.